A veces leo poesía..

No es que yo sea muy dada a lecturas románticas, pero si a profundas. Pero solo a veces. Mi mente necesita prepararse para entender bien cada coma, cada letra, cada verso… Por eso a veces mi mente no tiene esa paciencia natural que se necesita para apreciar al 100% lo que no nos dice el poeta… Esto es como en la música… son notas, que esconden detrás un significado tremendo.

No es para nadie desconocido, que un buen poeta, cuanto mas atormentado y desdichado, mejor inspiración tiene. Aquello que te da felicidad.. te vuelve tonto y confiado. “Todos los genios acaban desdichados, o locos, o muertos” he ido decir a mis profesores durante años, al menos los genios musicales si, su vida esta llena de desdichas y fatalidades… Es lo que nos espera si queremos triunfar? a caso las mentes atormentadas, presas del pánico, son capaces de hacer mas cosas que las mentes relajadas y ordenadas?

Hoy he leído a mi poeta favorito.. Neruda.. aunque más que leer, paso mis ojos por sus palabras ya que en mi mente están grabadas todos sus versos..

 

Para que tú me oigas
mis palabras
se adelgazan a veces
como las huellas de las gaviotas en las playas.
Collar, cascabel ebrio
para tus manos suaves como las uvas.
Y las miro lejanas mis palabras.
Más que mías son tuyas.
Van trepando en mi viejo dolor como las yedras.
Ellas trepan así por las paredes húmedas.
Eres tú la culpable de este juego sangriento.
Ellas están huyendo de mi guarida oscura.
Todo lo llenas tú, todo lo llenas.
Antes que tú poblaron la soledad que ocupas,
y están acostumbradas más que tú a mi tristeza.
Ahora quiero que digan lo que quiero decirte
para que tú las oigas como quiero que me oigas.
El viento de la angustia aún las suele arrastrar.
Huracanes de sueños aún a veces las tumban
Escuchas otras voces en mi voz dolorida.
Llanto de viejas bocas, sangre de viejas súplicas.
Ámame, compañera. No me abandones. Sígueme.
Sígueme, compañera, en esa ola de angustia.
Pero se van tiñendo con tu amor mis palabras.
Todo lo ocupas tú, todo lo ocupas.
Voy haciendo de todas un collar infinito

para tus blancas manos, suaves como las uvas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s