Fragmento del libro de Peter Burke, Hibridismo Cultural. Allá cada uno entienda, buenamente, lo que aquí copio.

Freud acuñó una expresión que describe magníficamente lo que vemos que está ocurriendo en muchas zonas del mundo: el <<narcisismo de las pequeñas diferencias>>. Contamos con un ejemplo tópico que tiene una larga historia: el de los católicos y los protestantes del norte de Irlanda. Son dos grupos que comparten el mismo territorio y cuyas culturas tienen tanto en común que la gente de fuera le resulta difícil distinguirlos. Sin embargo, insisten en tratarse mutuamente como si estuvieran ante el otro, lo opuesto a uno mismo.

El antropólogo holandés Anton Blok se muestra de acuerdo con Freud y añade que  la amenaza de la pérdida de las indentidades tradicionales que dospara el narcisismo suele ir acompañada del desencadenamiento de la violencia contra el otro. El sociólogo inglés Anthony Cohen afirma algo parecido: <<La expresión simbólica de la comunidad y sus límites aumenta en importancia a medida que se va disolviendo, difuminando o debilitando de cualquier otra forma, los vínculos geosociales de esta comunidad>>.

En otras palabras, es una reacción fuerte pero puede que no dure más que unas cuentas décadas. En último término es una resistencia condenada al fracaso en el sentido que le dan los resistentes: es imposible detener el avance de la historia y dar marcha atrás para recuperar el pasado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s