Película EL REY PASMADO

El Rey Pasmado es un largometraje ambientando en la corte española del siglo XVII, en concreto en los primeros años del gobierno del rey Felipe IV. Esta película, rodada en 1991, intenta recrear de manera cómica varios aspectos fundamentales de este periodo de la época moderna, el control ideológico que la iglesia cristiana ejercía sobre el comportamiento de las personas, y el régimen de valimiento que se implantó ya con Felipe III, quien decidió delegar la dirección efectiva del Estado en la figura de un valido, encarnado en esta época en Gaspar de Guzmán, III duque de Olivares entre otros títulos, más conocido como conde-duque de Olivares.

el_rey_pasmado-caratula
La historia que el director, Imanol Uribe, nos presenta es el descubrimiento, por parte de la corte e iglesia, de que el rey Felipe IV ha pasado la noche con una prostituta. El problema no acaba aquí, sino que, al contemplar el cuerpo desnudo de la prostituta queda encandilado, o pasmado como cita el título, y el rey decide que quiere ver el cuerpo desnudo de su esposa, la reina Isabel de Borbón. Esto en la actualidad no debería asombrarnos, pero en la realidad de la época era algo impermisible por las reglas morales que rigen la conducta de las parejas, y la gente en general, bajo la ley de la Iglesia Católica.

9Lz1pFF
El siglo XVII fue escenario de la consolidación y afianzamiento de las reformas institucionales y de las propuestas doctrinales iniciadas en el siglo precedente; pero también fue el escenario de la introducción de ideas, conceptos y actitudes que servían de punto de apoyo para las críticas y propuestas racionalistas y reformistas de los ilustrados del siglo XVIII. El proceso de confesionalización al que se vio sometido el mundo occidental significaba su compartimentación geopolítica sobre la base de la adhesión a un determinado credo religioso. Otro aspecto a destacar, que se resalta en la película, es el gran impulso que tomaron las órdenes religiosas, tanto masculinas como femeninas, y la disputa que entre ellas podían. Las órdenes religiosas femeninas ofrecen un interés particular, ya que hasta finales del siglo XVI la vida religiosa femenina era sinónima de clausura; de hecho, mas adelante con las reformas que se acometieron y las nuevas fundaciones que se instauraron fueron casi exclusivamente para reforzar la observancia de unas instituciones que hacían de la vida contemplativa prácticamente la única actividad para las mujeres que deseaba entrar en religión.

hqdefault
Todo esto se refleja en la película cuando es necesario que se convoque una junta de teólogos para debatir el asunto de la infidelidad del rey, y de su petición de ver desnuda a su mujer. Paralelamente al asunto del rey, el conde-duque de Olivares teme estar siendo castigado por Dios ya que no consigue tener descendencia, es por ello que acude en su ayuda el fraile Villaescusa, quien le hace comportarse de cierta manera y realizar ciertas acciones, vemos aquí la importancia que tenía la religión a la hora de explicar los problemas que podían tener las personas. Todo estaba explicado por la fe, Dios era el responsable tanto de lo bueno como de lo malo, y esa es la impresión que el director intenta hacernos ver, de forma bastante cómica, en la película.
Finalmente, siguiendo el hilo conductor de la película, los reyes obvian las indicaciones de los eclesiásticos, que temen que, si el rey finalmente ve desnuda a la reina, la ira de Dios afecte en varias empresas que tenían en marcha. Lo que vemos realmente es que la negación por parte del valido del rey y otros miembros de la Corte, para que éste no consiga su objetivo, poco tiene que ver con la moralidad, sino más bien con la llegada de la Flota de Indias a Cádiz con todo su cargamento, y con la victoria de las tropas españoles en Flandes, ya que entienden que, para el buen desarrollo de ambas, tanto el rey como la Corte han de comportarse de manera correcta ante los ojos de la Iglesia.

pasmado244
La llegada de la totalidad de Flota de Indias desde las Américas suponía la inyección de gran cantidad de oro a las arcas reales, por tanto, era un asunto económicamente importante. Por otro lado, la victoria en Flandes suponía ese afán por la búsqueda de la recuperación del prestigio perdido por parte de la monarquía Hispánica en que giraba el gobierno del conde-duque de Olivares y Felipe IV y en intención de mantener la hegemonía.
Felipe IV fue un mecenas de las artes y las fiestas en la Corte, promoviendo la creación literaria, artística y teatral. Los influyentes personajes de la Corte confiaban que el nuevo soberano llevaría a la monarquía hispánica a recuperar el prestigio y poder de tiempos pasados, pero pronto se desvanecieron las expectativas ya que de 1635 a 1665 los resultados, tanto a nivel de política interior como de política exterior, fueron totalmente negativos.

 

Bibliografía y webgrafía
– Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. http://www.cervantesvirtual.com/bib/historia/monarquia/felipe4.shtml [4/10/2015]

– Elliot, J. H. (1991), El conde-duque de Olivares, Barcelona.

– Floristán A., et al. (2002), Historia Moderna Universal, Planeta, Barcelona.

– Lortz, J. (1982), Historia de la Iglesia en la perspectiva de la historia del pensamiento. II: Edad Moderna y Contemporánea, Madrid.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s